Grandcru - Casajús

José Alberto Casajús, además de ser el enólogo de la bodega ribereña que lleva el apellido de su familia, es su único empleado. Esto no es todo, sino que también trabaja como panadero en su pueblo, en Quintana del Pidio, con unos 200 habitantes. Este enólogo toca el cielo con las manos. Ganó notoriedad con la comercialización de sus vinos que, según la opinión de Robert Parker, están entre los mejores de la Ribera del Duero. Doble oficio, viticultor y panadero, sus creaciones vuelan alto y se agotan muy rápido, su producción total ronda las 130.000 botellas. Sus vinos reflejan todo el potencial del Tempranillo y se convierten en “profetas de su tierra”. 

Bodega